JEFATURA DE POLICIA DE MONTEVIDEO

 

Montevideo, 2 de mayo de 2003.-

 

DIRECCION DE GRUPOS DE APOYO
CUERPO Y PLANTEL DE PERROS.- MEMORANDO Nro.281.

 

En cumplimiento a lo ordenado precedentemente, y evacuando la consulta formulada por la Sociedad de Criadores de Cimarrones del Uruguay, pongo en su conocimiento que desde el año 1932, en que este Cuerpo y Plantel de Perros de la Policía de Montevideo fuera fundado, a iniciativa del entonces Jefe de la Policía Coronel Alfredo Baldomir, más tarde Presidente de la República -, la unidad ha trabajado en sus distintas áreas de servicios con varias razas caninas, a saber, entre las más importantes: Aireadle-Terrier, Doberman, Doberman-Pincher, Labrador y Rotweiler, manteniendo un mayor número como espina dorsal básica del Cuerpo, al tipo ideal de perro policial, es decir, el ovejero alemán. No obstante, la vasta experiencia adquirida con el correr de los años (no debe olvidarse que fue el primero en su tipo en Latinoamérica), el Plantel de Perros capitalino hubo de desechar algunas de las razas mencionadas, ya sea por no adaptarse a los fines de su misión específica por un lado, o por resultar oneroso al Estado su adquisición y mantenimiento por otro el otro. En su lugar, para secundar al ovejero alemán en todas las misiones asignadas, a principios del año próximo pasado (2002), tras asumir como Jefe de esta unidad, el Suscrito circunscribió las razas a utilizarse a solo tres de ellas, introduciendo para su evaluación los primero ejemplares, inexistentes aún en la repartición.

 

De esta forma, se logró activar al SETTER GORDON británico, de pelaje negro, con excelentes resultados, ya que los dos únicos ejemplares que se poseen, se convirtieron en perfectas “máquinas todo-terreno” para múltiples servicios simultáneos (rastro general, rastro de estupefacientes, ataque directo y espectáculo circense). En segundo lugar, se repotenció el pastor alemán con nuevos cachorros de mayor porte y agresividad, a tal punto, que la renovación de los viejos ejemplares es ya una realidad, habiéndose sustituido por perros jóvenes y fornidos, a otros cuyas edades oscilaban entre los 5 y 10 años. La etapa final, precisamente, lo constituyó una evaluación y análisis previo de las altas cualidades del perro CIMARRON URUGUAYO, o autóctono, llegándose a la conclusión de que se adapta satisfactoriamente a muchas de las tareas especializadas de este Cuerpo. Llevado el proyecto de práctica, se adquirieron tres hembras de gran alzada, con edades entre los 8 meses y un año, procediéndose luego a un intenso adiestramiento, dentro del cual se puso mayor énfasis en el campo del ataque directo como perro de guerra, para lo cual esta raza posee excelentes cualidades naturales. Pese a las exigencia mencionada, respondieron perfectamente también a las tareas de patrullaje normal, resultando a la vez un perro apto para circular con el policía entre público numeroso y aceptando de buen grado las órdenes de obediencia en su manejo, a la altura de los más experientes ovejeros alemanes. Desde el punto de vista policial, su elevada resistencia física, sumada a una excelente constitución muscular y ósea, lo convierten en un cándido apto para actuar en cualquier terreno o situación climática adversa, respondiendo en tal sentido como el Setter Gordon. Entre otra de sus valiosas cualidades para este Cuerpo, se aprecia su notable valentía ante cualquier situación de riesgo o peligro inmediato, defendiendo a su conductor sin medir las consecuencias. Habitualmente calmo en su temperamento, resulta leal, cariñoso y sumiso con el policía que le conduce; no obstante, puede parecer en exceso desconfiado con personas extrañas. Ladra excepcionalmente, pero ello resulta otra de sus valiosas virtudes, ya que su labor silencios le torna sumamente útil para operaciones tácticas especiales, allí donde el factor sorpresa y la carencia de ruido se vuelve imprescindible en la acción policial de riesgo. Por tal causa, es un perro que debe asignarse a un solo policía conductor ya que el enorme apego al mismo, torna dificultoso un cambio brusco de amo. Su robustez física, le hace inmune también a múltiples enfermedades o afecciones propias de otras razas y posee además un visible sentido de correcta orientación o adaptabilidad al medio en que actúe, demostrando un alto grado de inteligencia en la instrucción para el servicio policial específico, Actualmente, se trabaja también en otra área afín, para explotar sus buenas cualidades naturales como perro de rastro general y para clientes números en el denominado “Grupo Espectáculo”, que exijan un mayor esfuerzo físico y adecuada concentración. Por último y para completar la labor emprendida con el Perro Cimarrón nacional, debe agregarse que en el correr de este mes, egresaron como alumnos avanzados de la Escuela de Adiestramiento de este Cuerpos, tres efectivo de la Guardia de Coraceros del Regimiento “Guardia Republicana”, especializados en la raza que nos ocupa, junto a cuatro ejemplares que pasarán por primer vez en nuestro país, a actuar con los grupos especiales G.E.O. en cualquier parte del territorio, los que se adaptaron perfectamente también a los vuelos en helicóptero utilizado en el desplazamiento de estos equipos especializado en misiones de alto riesgo.

 

A juicio del Suscrito, puede afirmarse sin ningún tipo de dudas, que el CIMARRON URUGUAYO ha dado óptimos resultados como perro policial, al menos en lo que respecta a la labor realizada con esta raza en el Cuerpo, siendo la iniciativa de su presentación a nivel internacional de bien ganado mérito y plena justicia, aunque en nada desmerece ante otras razas de mayor o reconocido renombre, representando para esta unidad un alto honor su inclusión en la siempre delicada función policial.

 

Saluda a Usted atentamente:

El Jefe del Cuerpo y Plantel de Perros

Comisario

JOSE A. VICTORIA RODRIGUEZ

 

 

 

 

 

 

  • Facebook Social Icon

© Sociedad de Criadores de Cimarrón Uruguayo - Cimarrones - Perro Cimarrón Uruguayo