Principales afecciones músculo esqueléticas de la raza Cimarrón Uruguayo

1) Osteocondritis de hombro – Generalmente se da en cachorros de entre 6 a 8 meses. El cachorro renguea, a veces de forma intermitente, se ve más comúnmente después de un ejercicio intenso. Se diagnostica por radiología y es conveniente también hacerle del otro hombro, aunque no tenga síntomas. Se ve en cachorros de crecimiento rápido, y, la obesidad por dietas inadecuadas (exceso de calcio, muchas calorías y proteína de baja calidad) y la favorece la aparición. El tratamiento es quirúrgico y tiene un buen pronóstico.
 

2) Proceso ancóneo desunido y proceso coronoides fragmentado – Afecta al codo, no son muy frecuentes en la raza, pero se ven casos. Muchas veces en el proceso coronoides fragmentado, renguean en fío y después de realizar ejercicio se aminoran los síntomas, para después empeorar de nuevo. Ante cualquier renguera y dolor en la articulación del codo, ir inmediatamente al veterinario. Hay un componente hereditario y el pronóstico no es muy bueno. 
 

3) Distensión del tríceps – muy frecuente en cachorros de 5 a 10 meses, de aparición brusca, evidente dolor en el músculo y renguera del miembro anterior (generalmente siempre es unilateral). De pronóstico muy favorable.
 

4) Bursitis de codo – se ve en perros pesados cuyos codos se ven sometidos a permanentes micro traumatismos por el apoyo en superficies duras. Si se observa como un “globito” en el codo, llevarlo rápidamente al veterinario, ya que los tratamientos médicos precoces dan excelentes resultados.
 

5) Carpos vencidos – extremadamente común en cachorros que viven en pisos duros, y están obesos, o con dietas inadecuadas igual que en el punto 1). Mejorando su hábitat y dieta se normalizan, sin necesidad de medicamentación (dependiendo del grado de la afección).

 

6) Carpos agrandados – A pesar de que en el 90% de los casos no es una patología, lo incluyo, ya que muchos tienen la tendencia de pensar que es una falta de minerales (calcio). Con los balanceados actuales, la falta de calcio es imposible, tal vez es mucho más peligroso el exceso que muchos traen, o el que le agregan los dueños, como suplementos cálcicos, huesos, carcasas de pollo, etc.
A medida que el cachorro crece, se normalizan.
 

7) Displasia de cadera – salvo que sea muy grave, tardan en aparecer los síntomas, pero es frecuente. Por ser heredable, todos los cimarrones deben de hacerse una radiografía al año de edad. A pesar de tener un componente genético, la mala dieta (igual que en 1), contribuyen a empeorar la patología.
 

8) Ruptura de ligamentos cruzados – Muy común en la raza, el perro permanece con la pierna levantada, se diagnostica por maniobras que realiza el veterinario, y salen signos característicos en las radiografías. Si no se intervienen quirúrgicamente, la articulación de la rodilla se va degradando paulatinamente. La cirugía tiene un post operatorio muy exigente para el propietario, ya que se necesita reposo absoluto por 45 días.

 

Queda claro que ante la mínima sospecha de cualquier enfermedad es prioritario que lleve su mascota al veterinario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

Primera fiesta del Cimarrón Uruguayo

July 21, 2016

1/2
Please reload

Recent Posts

October 25, 2016

August 17, 2016

June 6, 2016

March 9, 2016

February 17, 2016

November 25, 2015

Please reload

Archive
Follow Us
Please reload

Search By Tags